Inicio | Quienes somos | Fundador | Secundaria | Bachillerato | Aviso de Privacidad|
INFLUENCIA DE LA PUBLICIDAD EN LA SEXUALIDAD JUVENIL

Investigación de la alumna SOFÍA ROMANO ÁLVAREZ

La publicidad es uno de los ejes más importantes para la venta de un producto, pero a la vez ejerce influencia en el comportamiento determinado de una persona o sociedad, ya que para llevarla a cabo se utilizan métodos cuestionables, que afectan el subconsciente de las personas y las llevan a tomar actitudes y conductas que de otra manera no tendrían. Existe una relación directa de la publicidad, por lo mismo, en la conducta sexual de la juventud, que puede ser nociva, como en el caso de los embarazos no deseados. Es alarmante el aumento de la tasa de relaciones sexuales a temprana edad, lo que está conduciendo a nuestra sociedad a la pérdida de valores morales, buenas costumbres, principios éticos y religiosos, que en suma  provocan la promiscuidad y la degradación. No se pretende aquí aportar nuevos datos ni cambiar la opinión de los adolescentes, pero sí exponer de una manera sencilla, clara y objetiva una de las causas que inducen a este fenómeno de libertinaje, que es la publicidad.

Adolescencia

Es un periodo de transición en el desarrollo del ser humano entre la niñez y la edad adulta; es la etapa en la que no saben si seguir actuando como niños o empezar a actuar como adultos. Los jóvenes tienen un alto pensamiento egocéntrico, que puede ser autodestructivo, pues piensan que están protegidos mágicamente contra el peligro. También presentan problemas para tomar decisiones, lo que en conjunto con las otras características, ocasiona que sean altamente vulnerables a las influencias en su entorno.

Las sociedades de consumo comercializan el sexo, el cual suele estar presente en casi todas las campañas publicitarias, excitando a los adolescentes de manera que los manipula, limita o deforma sexualmente, ya que despoja la relación personal de sus aspectos emocionales y afectivos, llegando a confundirlos en su trato y relaciones amistosas. En su concepto amplio, la sexualidad comprende el goce y la reproducción, así como diferentes aspectos de la relación psicológica con el propio cuerpo y de las expectativas de rol social. En la vida cotidiana la sexualidad cumple un papel muy destacado, ya que desde el punto de vista emotivo y de la relación entre las personas, va mucho más allá de la finalidad reproductiva y de las normas o sanciones que estipula la sociedad.

La Publicidad

Es tan antigua como la civilización y el comercio, y refleja el desarrollo de la tecnología y nuestro estilo de vida; la publicidad se ha convertido en una parte integral  de la economía, no sólo en los países desarrollados sino en todo el mundo.

El principal cometido de la publicidad o mercadotecnia es el de lograr la venta de la producción a la población. Los principales medios que utilizan los publicistas para lograr sus objetivos, son: televisión, prensa, radio, internet, así como letreros y anuncios espectaculares, folletos de promoción, correo, etcétera.

La publicidad actual es todo un proceso sistematizado, que cuenta con estrategias, planes y un gran soporte de información recabada por investigaciones experimentales o de consulta con los proveedores y los consumidores.

El joven se encuentra confuso ante la posibilidad de continuar con los patrones familiares o de tomar la decisión de iniciar una relación premarital, como aconseja la publicidad. Por un lado, son los padres los que proscriben su realización, pero la misma sociedad alienta las oportunidades para que se lleven a cabo.

Los medios masivos bombardean cotidianamente al joven con estímulos y mensajes subliminales, y los amigos y novios presionan para que se inicien en estas prácticas.

Una de las funciones importantes de los padres de familia es hablarles a sus hijos acerca del amor, la familia, la sociedad y la intimidad, pues son ellos los encargados de crear la base con la que los hijos posteriormente vivirán su independencia. La responsabilidad no debe relegarse a los colegios, que son apoyos, pero no suficientes, porque sólo pueden servir de complemento a la información que los padres brindan en el hogar.

Los niños y los adolescentes necesitan la información y dirección de sus padres para tomar decisiones saludables y apropiadas con respecto a su comportamiento y relaciones, ya que por lo general están confundidos y estimulados en exceso por la inexacta información que reciben desde los medios de comunicación y, a menudo, de sus pares.

Es importante que aprendan, por medio de la educación en familia, las consecuencias de su sexualidad: el embarazo precoz, las enfermedades venéreas, y también el valor que tiene su dignidad y el respeto por su cuerpo y el de los demás.

Está comprobado que los niños y los adolescentes que han recibido una correcta educación, producto de conversaciones francas y sinceras con sus padres, retrasan de manera considerable la edad para comenzar su vida sexual, instados a ello por la capacidad de entender que no deben saltarse etapas y vivir así su vida de manera saludable.

El embarazo en la adolescencia constituye un problema social, económico y de salud pública de considerable magnitud, que últimamente se ha expandido considerablemente en nuestro país. Es un impacto de considerable magnitud en la vida de los jóvenes, en su salud, en la de su hijo, su pareja, su familia, ambiente y comunidad en su conjunto.

Asumir la maternidad durante el proceso de crecimiento biológico, psicológico y social, vivirla en el momento en que se deben resolver los propios conflictos, antes de haber logrado la propia identidad personal y la madurez emocional, genera gran ansiedad, incertidumbre e interferencia con el logro de la madurez. Las dificultades son numerosas, a corto y a largo plazo: la adolescente es frágil y se vuelve más por el embarazo; la joven madre tiene pocas posibilidades de llegar a formar un día una familia estable, e incluso de llegar a tener un estatus de autonomía social.

Más que por razones de inmadurez biológica o psicológica, estas maternidades aparecen tan difíciles de asumir, debido a que nuestro sistema social mantiene contradicciones respecto a ellas.  La muchacha puede concebir un hijo y darlo a luz, pero no está preparada para educarlo y criarlo sin dificultad.

Una muestra real de todo lo anterior es la reacción del padre y de la madre al enterarse del embarazo de la hija. Hay poca comprensión y ayuda afectuosa. Lo primero que acude al ánimo de los padres no es tanto lo que pueda ocurrir con su hija, sino lo que va a ocurrirles a ellos. Esta herida paterna profunda da lugar a severos e irracionales reproches. Ante esto, la joven se siente sola para asumir el conflicto que se le convierte en carga de culpabilidad. A veces la revelación del embarazo da lugar a un violento enfrentamiento entre los mismos padres. Esta es una actitud impulsiva que adoptan casi todos los padres.

Influencia de los Medios

Los adolescentes se encuentran con algunas contradicciones debido a sus cambios hormonales, con lo que surgen fuertes excitaciones acompañadas de la necesidad emocional y afectiva de relaciones con determinadas personas. Sin embargo, en la mayoría de las sociedades modernas se niegan las necesidades de relación de los adolescentes y sólo se considera que es propia de la edad adulta.

Esta contradicción se agrava porque las sociedades de consumo comercializan el erotismo, el cual suele estar presente en casi todas las campañas publicitarias, además de que existe una enorme industria basada en la producción y venta de películas, video, revistas y otros elementos pornográficos, que sobreexcitan a los adolescentes. De esta manera se manipula a los jóvenes para que consuman esos productos.

El sexo comercial limita y deforma la mentalidad humana, ya que la despoja de la relación interpersonal en sus aspectos emotivos y afectivos.

Por los medios de comunicación poco a poco se ha ido ampliando el terreno de la promiscuidad y el libertinaje entre los adolescentes, a pesar de los sentimientos de culpa y de la oposición de la moral tradicional. La sexualidad se sitúa paulatinamente como fuerza central del instinto de vida, pero aún permanecen oscuros muchos puntos.

En comparación con décadas pasadas, donde había un ambiente moral muy rígido dominado por la iglesia, en la actualidad se produce el comercio de los primeros anticonceptivos orales y comienza la lucha feminista por la igualdad y la liberación sexual de la mujer. Todo esto produjo cambios en la familia actual, que se volvió permisiva y liberal. Actualmente los jóvenes han modificado su comportamiento, y en su mayoría se ve reflejado en la disminución de la edad para iniciarse en la vida sexual.

El índice de la edad de la menarquía se ha ido adelantando con el tiempo. El precoz desarrollo psicológico está relacionado con los tipos de influencia que el joven recibe. Cuando los jóvenes no reciben educación adecuada de sus padres, al menos deberían recibirla en los colegios, pero en muchos de estos no se ha implementado aún esta educación en sus programas de estudio, lo que lleva a la incertidumbre y a la vez genera la creación de mitos, provocando que a veces los jóvenes inicien relaciones de manera irresponsable.

La sexualidad temprana está directamente relacionada con el precoz desarrollo físico y psicológico de los jóvenes lo que los lleva a tener comportamientos sexuales que no están relacionados con su edad.

Cuestionario de Investigación

Se llevó a cabo con jóvenes, 50 hombres y 50 mujeres, en el centro histórico de la ciudad de Oaxaca de Juárez, y con los datos obtenidos y el análisis de estos, se pudo comprobar que los medios de comunicación, televisión, radio, revistas y periódicos, etcétera, están presentes en la vida cotidiana de los adolescentes. Algunos de los resultados son los siguientes:

95.5 por ciento ve televisión. 85 en el horario nocturno, cinco en el matutino y cinco en el vespertino.

70 jóvenes ven televisión de tres a cuatro horas diarias, diez de cinco a diez horas y 20 de una a dos horas.

Lo que ven principalmente es: 70 diseños, 15 productos y 15 música.

A 75 les gusta ver situaciones divertidas y a 25 programas de contenido erótico.

A 70 les gusta ver comerciales divertidos, eróticos y con actores físicamente atractivos,  y a 30 les da igual todo tipo de programa.

Todos los entrevistados han visto por lo menos una vez publicidad con escenas sexuales. 60 en el horario nocturno, 30 en el vespertino y diez en el horario matutino. 60 por ciento ve esta publicidad con esta frecuencia y 40 por ciento pocas veces.

80 entrevistados consideraron que comparada con años anteriores, la publicidad actualmente tiene mayor contenido sexual y 20 opinaron que no.

80 jóvenes dijeron que el cambio de contenido de ésta publicidad ha sido moderada y 20 opinaron que ha sido drástico.

90 entrevistados dijeron que el matrimonio no es requisito indispensable para tener relaciones sexuales. Así mismo igual cantidad opinó que se ha incrementado el número de parejas adolescentes que tienen estas relaciones.

80 encuestados respondieron que sus padres se enojarían si se enteraran que tienen relaciones sexuales y 20 dijeron que no.

95 adolescentes creen que la publicidad utiliza el tema sexual para que su producto sea vendido.

60 tuvieron su primer encuentro sexual entre los 15 y 16 años, 30 no lo ha tenido y 10 lo tuvo entre los 17 y 18 años.

Todos los entrevistados respondieron que sí conocen las consecuencias de tener relaciones a temprana edad.

Conclusión

Los padres de familia generalmente evitan referirse a los temas de sexualidad, e inclusive a las partes del cuerpo, por lo que el niño les pierde confianza y cuando tiene alguna duda busca información con amigos o compañeros, así como en los medios de comunicación e internet, pero sucede que muchas veces esta información es errónea y le provoca conflictos. La información que se da en los medios de comunicación es deformada. Actualmente es muy frecuente la utilización del sexo con fines comerciales, lo que induce a la práctica y transmite una imagen alterada de la conducta basada en la violencia y el sexo como mero divertimiento.

En la actualidad los jóvenes están en contacto directo con la televisión y sus anuncios publicitarios, siendo éste el medio que más influye en la población general. Se ha logrado comprobar que los adolescentes están conscientes de que la publicidad los afecta directamente de manera individual y colectiva. Se observa también que los jóvenes le prestan más atención a las situaciones de los comerciales, y que de estos prefieren los de temas divertidos y eróticos, aumentando su interés si en los mismos aparecen actores físicamente atractivos.

Es de gran importancia el hecho de que para los adolescentes, la restricción o aprobación por parte de sus padres para tener relaciones sexuales podría ser un factor lo suficientemente importante como para determinar la decisión que adopten, por lo que se les debe hablar con claridad  y franqueza, explicándoles los peligros y consecuencias a temprana edad, y que una mala decisión puede cambiar los planes y el rumbo de su vida. No podemos evitar que la publicidad utilice el sexo como instrumento mercadotécnico en productos dirigidos a los adolescentes, ocasionando que estos se formen una idea errónea de lo que implican las relaciones sexuales, pero lo que sí podemos hacer es explicarles que no debe de ser un acto inspirado únicamente en la curiosidad, el morbo o el placer.

Otra buena solución para disminuir las relaciones a edad temprana, es estar pendiente de los hijos, manteniéndolos en actividades recreativas y culturales. Según un autor contemporáneo para aumentar la eficacia de los programas y medidas políticas dirigidas a retrasar las actividad sexual o a prevenir los embarazos y las enfermedades venéreas entre adolescentes, se debería reforzar la estructura familiar, puesto que se ha comprobado que es menos probable que las jóvenes provenientes de este tipo de familias queden embarazadas o tengan su primer hijo fuera de matrimonio.

Asimismo, es recomendable que las autoridades correspondientes, pero principalmente las educativas, sean más rigurosas en el control y vigilancia de todos los programas de televisión, y en general de los medios de comunicación masivos, pero sobre todo que la publicidad se concrete a los productos que anuncian, sin tener que recurrir a ilustraciones o escenas que perjudiquen a la juventud.

Referencias documentales y de consulta, tomados de internet.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla .mx

 
Banner
Banner
Banner
Banner

Encuesta

¿Para qué utilizas el Internet?
 

 

 

 

Fátima No. 100, Fraccionamiento Villa San Luis, C.P. 68059, Oaxaca de Juárez Oax.
Teléfonos: (01 951) 513 7656, 518 44 30 y 513 18 18. Celular: 044 951 244 29 75. E-Mail: direccionacadinlusa@yahoo.com.mx