Inicio | Quienes somos | Fundador | Secundaria | Bachillerato | Aviso de Privacidad|
PROPIEDADES Y APROVECHAMIENTO DE LOS JUGOS NATURALES

Síntesis del trabajo de investigación realizado por el alumno Daniel Aguilar Hernández.   El jugo natural es el zumo líquido que se saca de la fruta, y es lo más provechoso y útil, por lo que al consumirlo se logran adquirir las diferentes propiedades que contiene, como minerales, fibra y vitamina, que son sustancias orgánicas de naturaleza y composición variada, imprescindibles en los procesos metabólicos que tienen lugar en la nutrición de los seres vivos. No aportan energía, ya que no se utilizan como combustible, pero sin sus propiedades el organismo no sería capaz de aprovechar los elementos constructivos y energéticos suministrados por la alimentación.

Nuestro organismo necesita de vitaminas y minerales para desarrollarse en forma sana, y las frutas y vegetales nos aportan gran cantidad de ellos. Preparar jugos caseros nos proporciona una vida saludable, sobre todo si los consumimos a diario. Es lógico que nos resulte más fácil y cómodo el consumo de jugos ya elaborados, pero la cantidad de colorantes y conservantes que contienen pueden provocar intoxicaciones.

Los jugos naturales gozan de la ventaja de ser mucho más fáciles de absorber y digerir, ya que los nutrientes ingresan mucho más rápido. Por eso, es imprescindible que los jugos de frutas y verduras no falten en nuestra dieta diaria. Las frutas y verduras contienen mucha agua, que es pura y no reviste ninguna carga para el sistema digestivo, sino que ayudan a eliminar toxinas.

Buena Nutrición

Para lograr una buena nutrición debemos informarnos de la composición de las comidas balanceadas, en las que deben estar presentes las vitaminas y los minerales, proteínas, azúcares, grasas y carbohidratos.

Las vitaminas son compuestos orgánicos esenciales para reacciones metabólicas específicas que no pueden sintetizar las células de los tejidos. Muchas actúan como coenzimas o partes de enzimas y se encargan de promover reacciones químicas esenciales.

Los minerales existen en el cuerpo y en los alimentos, principalmente en su forma iónica. Estos tienen muchas funciones importantes, tanto en forma de iones disueltos en los líquidos corporales, como de constituyentes de compuestos esenciales. El equilibrio de iones y minerales en los líquidos corporales regula la actividad de muchas enzimas, conserva el equilibrio de ácido basico y la presión osmótica, facilita el transporte de membrana de compuestos esenciales y conserva la irritabilidad nerviosa y muscular. En algunos casos los minerales son constituyentes estructurales de los tejidos corporales. Muchos minerales participan de manera indirecta en el crecimiento.

Las proteínas son macromoléculas compuestas por carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno. La mayoría también contienen azufre y fósforo. Las proteínas están formadas por la unión de varios aminoácidos, unidos mediante enlaces peptídicos formando polipetidos. El orden y disposición de los aminoácidos en una proteína depende del código genético, ADN de la persona.

En relación a los azúcares no es necesario añadirlos a nuestra alimentación, pues se encuentran  en todas partes: pan, pastas, frutas y verduras.

Las grasas también conocidas como lípidos, conjuntamente con los carbohidratos, representan la mayor fuente de energía para el organismo. Las esenciales son aquellas que el organismo no puede sintetizar, y son el ácido linoléico y el linolénico, aunque normalmente no se encuentran ausentes del organismo, ya que están contenidos en carnes, fiambres, pescados, huevos, etcétera. Las grasas bioquímicamente son sustancias no polares, lo que las hace no solubles en agua.

Los carbohidratos  son los compuestos orgánicos más abundantes de la biósfera y a su vez los más diversos. Normalmente se encuentran en las partes estructurales de los vegetales, como cereales integrales, tortilla de maíz, arroz, trigo, amaranto, pan integral, plátano, camote, etcétera, y también en los tejidos animales, como glucosa o glucógeno. Estos sirven como fuente de energía para todas las actividades celulares vitales.

Frutas y Verduras

Las frutas son los alimentos más llamativos por su diversidad de formas y colores, pero además forman parte de los alimentos con mayor cantidad de nutrientes y sustancias naturales altamente beneficiosas para la salud.

El consumo de frutas aporta los siguientes beneficios: vitaminas y minerales; principalmente vitamina c; hidratan el organismo rápidamente; ayudan al correcto funcionamiento del aparato digestivo; facilitan el drenaje de líquidos, al ser diuréticas y depuradoras del organismo; aportan fibras vegetales solubles; aportan vitaminas antioxidantes naturales; no aportan grasas, con excepción de frutos secos, olivas, aguacates y cocos.

Los principales componentes de las frutas son; agua, hidratos de carbono, fibra vegetal, sales minerales, ácidos orgánicos y aromas y vitaminas.

Existen tres tipos de frutas, que deben combinarse para la correcta elaboración de jugos: dulces, neutras y ácidas.

Las propiedades y usos de las frutas y verduras son: AJOS: tienen múltiples usos, por ejemplo para la mala circulación, anemia, hongos, problemas renales, hipertensión, gota, obesidad, diabetes, asma, cáncer y otros. APIO: diurético, envejecimiento prematuro, exceso de acidez en la sangre, depurativo, baja el colesterol. AGUACATE: Baja los niveles de colesterol en la sangre, fortalece el hígado, da vitalidad, es afrodisiaco, ayuda para problemas de anemia. ALFALFA: diurética, anemia, mala circulación, debilidad y problemas renales.

BERROS: contra la anemia y problemas respiratorios, es expectorante y sirve para algunos problemas de tiroides. BETABEL: ayuda para problemas hepáticos, gastritis, anemia, debilidad general, ayuda a elevar la presión arterial y en algunas molestias de la menopausia. BRÓCOLI: es rico en vitamina A, potasio, fósforo y azufre. CALABACITAS: Se ha encontrado que es de los vegetales que tienen más vitamina A, y su jugo se utiliza para el tratamiento de algunos casos de parasitosis y amibiasis intestinal y para el síndrome de fatiga crónica. CAMOTE: Es un poderoso alcalinizante de la sangre, por lo que se recomienda su jugo combinado con el de zanahoria para problemas de gastritis, colitis, úlcera gástrica y problemas de acidez general.

CEBOLLA su jugo se utiliza para algunas infecciones de oídos y zumbidos; asada se puede aplicar en cataplasmas sobre el pecho, combinada con hojas de col, en algunos casos de asma y alergias. La sopa de cebolla con col es fuente excelente de vitamina c. Combinada con limón y ajo se convierte en un potente tónico casi para todas las enfermedades. COL: combinado con jugo de zanahoria, se usa para algunos casos de cáncer, úlcera gástrica, problemas del aparato respiratorio. Por su alto contenido de vitamina E puede ser usado en té para problemas de la piel y como antioxidante. COLIFLOR: consumida al vapor o en jugo combinado con zanahoria, ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer, además de que es digestiva y alcalina.

CIRUELAS: por su contenido de hierro orgánico, su jugo es auxiliar para subir los niveles de hemoglobina de la sangre, además de que es rico en potasio y magnesio. CIRUELAS PASAS: por la cantidad de fibra vegetal y por altas concentraciones de una sustancia llamada difenilisatina, se le considera excelente laxante, además de que ayuda a reducir los niveles de colesterol en el suero sanguíneo. CHAYOTE: se le considera diurético, y combinado con jugo de piña, de zanahoria y de pepino o agua de Jamaica, es excelente como auxiliar en problemas circulatorios y renales.

México es uno de los países en los que en su cocina abunda el picante. Los chiles Habanero y Jalapeño tienen un alto contenido de vitaminas A, C y P, sobre todo en sus semillas. Además tienen otras sustancias auxiliares en problemas de obesidad. Semejantes propiedades curativas y alimenticias se encuentran en los duraznos, espinacas, espárragos, fresas, granadas, guayabas, jengibre, jícama, jitomate, kiwi, lechuga orejona, lima, limón, mamey, mandarina, mango, manzana, melón, naranja, nopal, pera, perejil, pimiento morrón, piña, rábano, sandía, sábila, tomate verde, toronja, tuna, uva, verdolagas, xoconostle y otras.

Los Jugos

Los jugos naturales son muy benéficos para la salud y la alimentación. Cada fruta y vegetal tienen su propio complemento de minerales, vitaminas y enzimas. Algunos de los jugos y sus propiedades son los siguientes:

El de pepino es un diurético natural, ayuda a eliminar el exceso de agua del cuerpo. También ayuda a promover el crecimiento del cabello, a causa de su alto contenido de sulfuro y silicio.

El jugo de zanahoria es base para la mayoría de mezclas de jugos vegetales, debido a su suave sabor dulce. Se mezcla bien con prácticamente todos los jugos de frutas y vegetales. Es el mejor alcalinizador para aquellos sistemas que padecen de acidez a causa del exceso de comida, alcohol o azúcar. El jugo de zanahoria contiene vitaminas A, B, C, D, E y K. Es bueno especialmente para tratar problemas de la piel.

El jugo de berro es útil para las mujeres proclives a ser anémicas. El de remolacha es excelente para la limpieza del organismo, particularmente del hígado, los riñones y la vesícula biliar. Es bueno también para la producción de glóbulos rojos en la sangre y mejora en general la calidad de la sangre.

El jugo de repollo se mezcla con el de zanahoria y realizan una limpieza efectiva del canal digestivo y para reajustar el apetito de quienes comen en exceso. El jugo de lechuga contiene buenas cantidades de hierro y magnesio. Es apreciado por su efecto sedante. Tomado en combinación con jugos de remolacha y zanahoria, resulta excelente para la textura y apariencia de la piel y del cabello.

LA NARANJA pertenece a la familia de los cítricos y posee propiedades curativas que no todos conocen, salvo por su ganada popularidad de ser gran portadora de vitamina C, así como de hierro, potasio, magnesio, fósforo y calcio, entre otras. Su jugo posee virtudes similares a otros cítricos, además de las propias, por eso ocupa un lugar específico dentro de los tratamientos de afecciones particulares, entre las que figuran reumatismo, gota, insomnio, difteria, estreñimiento, catarros, arritmias, jaquecas, fiebre, mala digestión, inapetencia, inflamaciones intestinales, dolores estomacales, enfermedades de la vejiga y otras.

Entre las funciones terapéuticas de la naranja, la principal y más efectiva es la de depurar el organismo rápidamente. Debido a su contenido de fósforo, se recomienda para todas las personas que sufren intoxicaciones, agotamiento, debilidad, insomnio, neurosis y enfermedades relacionadas con el sistema nervioso. Además es efectiva para tratar casos de esclerosis, anemia, raquitismo, debilidad muscular y osteoporosis. Aunque no evita la gripa, acelera su curación y disminuye los síntomas. Igualmente, mejora las condiciones de los enfermos con dolencias respiratorias, especialmente aquellos afectados por la alergia.

Pérdida de Vitaminas

La cantidad de vitaminas requeridas para el organismo, por lo general siempre ha estado presente en la dieta en cantidades suficientes. No obstante, la moderna tecnología de los alimentos ha provocado la pérdida de parte del contenido original de vitaminas. Todas las vitaminas tienen funciones muy específicas sobre el organismo y deben estar contenidas en la alimentación diaria.

Entre los factores que alteran la estabilidad de las vitaminas contenidas en frutas y verduras, figura el tiempo que transcurre desde la recolección de los alimentos hasta su consumo. El contenido final depende de factores como los aspectos genéticos, tanto del vegetal, o los secundarios al cultivo de los vegetales, que pueden ser importantes causas de pérdidas vitamínicas. La variedad de la planta, la composición del subsuelo, la época de cosecha,  el grado de maduración, el clima o la luz son algunos de los más destacados factores de alteración vitamínica.

Los procesos de cocción con llevan la eliminación de compuestos solubles en agua, como la vitamina C y todo el complejo del grupo B. Actualmente en el ámbito industrial la cocción se realiza al vacío y en sistemas cerrados, lo que minimiza el grado de pérdida, que va acorde con la temperatura alcanzada, el tiempo y el grado de maduración del vegetal. En el lavado de alimentos se produce lixiviación, es decir, el arrastrado de vitaminas por el agua. En este caso la pérdida es mínima y en ocasiones necesaria para la eliminación de microorganismos.

El contacto con el aire puede degradar vitaminas liposolubles, A, D, E y K vía oxidación lipídica, debido al contacto con el oxígeno. En procesos como el troceado, la pérdida será mayor debido al aumento de la superficie del alimento. Es importante no dejar el alimento en contacto con el aire durante largos periodos.

Los tratamientos químicos a los que son sometidos los alimentos durante su proceso, causan también importantes pérdidas vitamínicas. Un ejemplo de ello es el uso de oxidantes en las harinas o la adición de nitritos como conservantes. Ambos procesos provocan la pérdida de vitamina A, C, E, tiamina y ácido fólico. También debe tomarse en cuenta que el almacenamiento facilita la actuación de las enzimas causantes de importantes pérdidas, además de la aparición de productos oxidantes como los peróxidos, formados durante la oxidación lipídica.

A la hora de manipular o cocinar alimentos, es importante tener en cuenta la forma en que se hace. El contenido de vitaminas inicial puede variar en función de su preparado. Para aprovecharlas al máximo, se recomienda no cocer los alimentos durante mucho tiempo o a elevadas temperaturas; hervir primero el agua antes de echar los alimentos, en vez de que el agua hierva con ellos dentro; cortar, trocear  o exprimir los alimentos, evitar tenerlos preparados mucho tiempo antes; en lo posible, comer la fruta y las verduras junto con la piel o cáscara, pues en ellas se encuentra la mayor parte de las vitaminas.

Encuesta

¿A qué hora del día acostumbras tomar jugo?: 53 en la mañana, 35 a cualquier hora, cinco en la tarde, cinco en la noche y dos no contestaron.

¿Sabes qué beneficios nutricionales tienen los jugos que consumes?: 41 sólo de algunos, 21, no pero les gusta su sabor, 17 no pero les gustaría saberlo, 13 sí, al menos de la mayoría, siete no y no les interesa saberlo y uno no contestó.

¿Cuál es la razón principal por la que tomas jugo?: 48 porque es nutritivo, 30 porque sabe bien, 10 porque les dicen que se lo tomen, seis por recomendación de familiares y amigos y seis por indicaciones médicas.

34 toman jugo dos o tres veces a la semana, 25 todos los días, 18 una vez a la semana, 14 muy rara vez, ocho cada dos o tres semanas y uno no contestó.

53 consumen con más frecuencia jugo de naranja, nueve de papaya, ocho de naranja con papaya, siete de apio con nopal, siete de naranja con betabel, seis de naranja con zanahoria, seis de zanahoria, dos de avena y dos no contestaron.

¿Qué tipo de jugo prefieres?: 67 natural, hecho en casa; 19 natural, comprado en juguería, 11 jugo envasado y tres no contestaron.

¿Crees que el modo de preparación de los jugos combinados es el adecuado?: 35 dijeron no saber cuál es la combinación correcta, 34 que no es el adecuado, 28 que sí y tres no contestaron.

¿Conoces algún jugo con cualidades curativas o medicinales?: 26 encuestados dijeron que todos los jugos tienen esas propiedades, 22 no saben en qué ayudan los jugos, 17 no conoce ninguno, 17 sólo conoce uno, 13 sí conocen varios y cinco no contestaron.

Conclusión

Es evidente que el desconocimiento de las propiedades de las vitaminas es el factor  determinante para que no se generalice tomar jugos diariamente como complemento de nuestra dieta.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 
Banner
Banner
Banner
Banner

Encuesta

¿Para qué utilizas el Internet?
 

 

 

 

Fátima No. 100, Fraccionamiento Villa San Luis, C.P. 68059, Oaxaca de Juárez Oax.
Teléfonos: (01 951) 513 7656, 518 44 30 y 513 18 18. Celular: 044 951 244 29 75. E-Mail: direccionacadinlusa@yahoo.com.mx